Yoga para mamás y bebés

El gozo de practicar junto a tu bebé

El Yoga  es una fantástica solución para recuperarte tras el embarazo,  evitar molestias de espalda producidas por malas posturas o por la lactancia, recuperarse mejor del cansancio físico de los primeros meses, favorecer el equilibrio emocional y un largo etc.

Si ya eres mamá, ya sabes lo complicado que resulta tener tiempo para una misma cuando tienes un bebé o un niño muy pequeño. Pero no por eso debemos dejar de cuidarnos…

El Yoga junto a tu bebé es la solución a tu necesidad de mantenerte en forma, recuperarte tras el parto y poder desarrollar alguna actividad junto a tu hijo/a sin preocuparte de dejarle con alguien, de si le tocan las tomas, etc. pudiendo atenderle durante la clase si es necesario.

El embarazo y el parto son procesos que afectan de manera intensa al cuerpo de la mujer, tanto a nivel físico como emocional. El postparto es una fase en la que debemos cuidarnos, descansar y poco a poco ir realizando ejercicios que ayuden a recuperarnos.

El postparto es un momento de grandes cambios y la llegada del nuevo bebé puede conllevar un aumento del estrés. Es normal sentirse desbordada o que no resulte fácil encajar los tiempos de cuidados, lactancia y descanso, provocando incluso problemas para conciliar el sueño.

En este sentido, el Yoga es una buena herramienta para relajar el cuerpo y la mente, adaptando siempre los ejercicios a la intensidad que necesites. No solo permite tonificar los músculos y articulaciones de manera suave, también nos ayuda a reducir el estrés y mejorar nuestro estado emocional.

¿A quién van dirigidas estas clases?

A todas las mamás con bebés desde la cuarententa hasta los 3 años.

¿Cómo es una clase de Yoga para mamás y bebés?

En las clases de yoga para mamás y bebés, las madres, en compañía de sus bebés, practican un yoga adaptado a esta nueva etapa. Las posturas o asanas y movimientos que se realizan durante estas clases de yoga sirven para aliviar los dolores de espalda que se suelen producir en esta etapa en la que pasamos la mayor parte del tiempo con el bebé en brazos.

Con el yoga podemos contribuir a restablecer el equilibrio y la simetría corporal, recuperar paulatinamente la forma física y tonificar el abdomen.

A diferencia de lo que ocurre en el caso del yoga para bebés algo más mayores, en estas clases se trata fundamentalmente de que los bebés permanezcan junto a sus madres, manteniendo en todo momento el contacto visual con ellas, participando en algunas posturas, entreteniéndose con algún juguete y, los más mayores imitar las posturas que practica mamá. Además, uno de los principales objetivos es que las madres se sientan libres para atender a los bebés en todo momento.

En estas clases, además, se crea una comunidad entre las madres, una tribu, que nos sirve para sentirnos acompañadas y comprendidas por otras mujeres que están en la misma etapa vital que nosotras. El postparto puede ser un proceso solitario y agotador, transitarlo en compañía de otras mujeres nos facilita los momentos duros y nos ayuda a potenciar la felicidad y gozo de ser madres.

Reserva tu plaza en las clases

Para inscribirte en las clases de Yoga para mamás y bebés usa el siguiente formulario.