Yoga para embarazadas y postparto

El momento de conexión con tu bebé antes de nacer

¿Por qué practicar Yoga estando embarazada?

Mantenernos activas durante el embarazo es beneficioso tanto para la salud de la madre como para la del bebé, sin embargo la actividad física debe adecuarse a esta etapa de la vida. El Yoga puede ser muy beneficioso durante el embarazo por muchas razones.

Las sesiones de Yoga para embarazadas se centran en mitigar los posibles síntomas del embarazo, como dolores de espalda, dolores de cabeza, nauseas, etc., así como en mejorar el bienestar físico y psicológico de la madre.

Las asanas (o posturas del Yoga), la meditación y la atención en la respiración sirven para que la mujer tome conciencia de los ritmos naturales de su cuerpo y de las transformaciones que ocurren en el cuerpo durante la gestación.

Practicar Yoga prenatal puede ayudar a preparar a la madre al parto y para aprender a sentir la intensidad de las contracciones sin angustia. El Yoga nos invita a tomar consciencia de un estado más interno de nuestro cuerpo, con los movimientos suaves y fluidos que se practican durante las clases de Yoga, las mamás pueden conseguir dar más espacio a la pelvis y al bebé y pueden facilitar el parto. Un aspecto importante de la practica del Yoga es la relajación y la respiración que no solo ayudan a aliviar tensiones físicas, sino que también contribuyen a purificar la mente y a relajar los nervios.

Está demostrado que en la primera fase de nuestra vida, desde la concepción hasta el final de la infancia, es una fase de mucha importancia en nuestro desarrollo emocional. Cuando un bebé es nutrido con buena armonía durante todo este período, el resultado suele ser un niño feliz y seguro de sí mismo, sano en todos los aspectos de su vida. El yoga te ayuda a establecer vínculos con tu hijo o hija antes de que nazca. Además, favorece el paso de la gestación al nacimiento, del embarazo a la maternidad. Por último, también conoces y te relacionas con otras mujeres en la misma situación que tú. Con las mismas dudas, inquietudes, temas de conversación y molestias, que aunque parezca que no, ¡es importante y reconforta!

¿Y en el postparto?

El Yoga  es una fantástica solución para recuperarte tras el embarazo,  evitar molestias de espalda producidas por malas posturas o por la lactancia, recuperarse mejor del cansancio físico de los primeros meses, favorecer el equilibrio emocional y un largo etc.

El embarazo y el parto son procesos que afectan de manera intensa al cuerpo de la mujer, tanto a nivel físico como emocional. El postparto es una fase en la que debemos cuidarnos, descansar y poco a poco ir realizando ejercicios que ayuden a recuperarnos.

El postparto es un momento de grandes cambios y la llegada del nuevo bebé puede conllevar un aumento del estrés. Es normal sentirse desbordada o que no resulte fácil encajar los tiempos de cuidados, lactancia y descanso, provocando incluso problemas para conciliar el sueño.

En este sentido, el Yoga es una buena herramienta para relajar el cuerpo y la mente, adaptando siempre los ejercicios a la intensidad que necesites. No solo permite tonificar los músculos y articulaciones de manera suave, también nos ayuda a reducir el estrés y mejorar nuestro estado emocional.

¿Cómo es una clase de Yoga para embarazadas o en el postparto?

En nuestras clases de yoga para embarazadas y postparto practicamos un yoga adaptado a esta nueva etapa. Las posturas o asanas y movimientos que se realizan durante estas clases de yoga sirven para aliviar las molestias que se suelen producir en estas etapas vitales. Además, con las meditaciones y prácticas específicamente diseñadas para mujeres, equilibramos nuestra mente, disminuyendo los niveles de estrés y aumentando la energía vital, para disfrutar de este estado vital tan apasionante.

En estas clases, además, se crea una comunidad entre las madres, una tribu, que nos sirve para sentirnos acompañadas y comprendidas por otras mujeres que están en la misma etapa vital que nosotras. El embarazo y postparto puede ser un proceso solitario y agotador, transitarlo en compañía de otras mujeres nos facilita los momentos duros y nos ayuda a potenciar la felicidad y gozo de ser madres.

Reserva tu plaza en las clases

Para inscribirte en las clases de Yoga para embarazadas y postparto usa el siguiente formulario.