Yoga infantil

La actividad extraescolar que tus hijos te agradecerán en el futuro

El Yoga es una buena manera para que los niños obtengan conciencia de sí mismos, de otros y del mundo y, todo ello, mientras se divierten. Está especialmente recomendado durante la edad infantil, ya que acompaña al niño en su fase de crecimiento y adaptación al mundo que le rodea. Además, le ayuda a encontrar el equilibrio que le permita afrontar los cambios propios del crecimiento.

El yoga se presenta para los niños como un juego donde casi sin darse cuenta aprendan a respirar correctamente, a tener una buena postura corporal, a gestionar emociones y conflictos y a relajarse, en conclusión, aprendiendo a sobrellevar todas las exigencias que les impone el mundo moderno.

En este sentido, el Yoga es una buena herramienta para relajar el cuerpo y la mente, adaptando siempre los ejercicios a la intensidad que necesites. No solo permite tonificar los músculos y articulaciones de manera suave, también nos ayuda a reducir el estrés y mejorar nuestro estado emocional.

Beneficios de la práctica de yoga infantil

Por desgracia los niños de hoy en día sufren, como los mayores, ansiedad y estrés. Los exámenes, los deberes, las extrarescolares, los horarios, el ritmo de vida… Ellos también necesitan parar de vez en cuando y desconectar de todo para recargar energías, ellos también necesitan practicar yoga.

Y, aunque para muchos padres pueda ser toda una odisea, la verdad es que los niños tienen más facilidad para desarrollar muchas de las posturas de esa disciplina que los adultos. Para ellos, la práctica del yoga es un juego en el que hay que estirar el cuerpo y respirar.

A través del yoga, los niños ejercitarán su respiración y aprenderán a relajarse para hacer frente al estrés, a las situaciones conflictivas y a la falta de concentración, problemas tan evidentes en la sociedad actual.

El yoga, además, les ayudará en su largo camino hacia el dominio físico y psíquico. Y es que son varios los beneficios que los pequeños de la casa consiguen a nivel físico y mental con la practica del yoga:

  1. Desarrollo y destreza de los músculos motores
  2. Flexibilidad en las articulaciones
  3. Mejora de los hábitos posturales de la columna vertebral
  4. Masaje de los órganos internos
  5. Mejoría en los hábitos de la respiración
  6. Estimulación de la circulación sanguínea
  7. Mejoría de la autoestima
  8. Baja en el nivel de estrés infantil
  9. Perfeccionamiento de los sentidos
  10. Agilidad y entereza
  11. Calma y relajación
  12. Estiramiento
  13. Mejor desarrollo de la atención, concentración, memoria e imaginación
  14. Armonización de la personalidad y el carácter
  15. Oportuna canalización de la energía física
  16. Mejor comprensión e interacción con los demás

Reserva tu plaza en las clases

Para inscribirte en las clases de Yoga infantil usa el siguiente formulario.