El mantra AKAAL

El mantra Akaal se emplea para elevar a las almas que acaban de dejar su cuerpo físico y ayudarlas en su traslado a los éteres.

Desde la tradición de Kundalini Yoga entendemos que el alma es algo infinito que habita dentro de nosotros, por lo que continúa existiendo más allá de nuestra muerte física. Gracias a nuestra vida en la Tierra el alma tiene el aprendizaje y experiencias necesarias para su desarrollo y evolución, y una vez ésta termina, ella continúa su andadura.

Esto es algo fundamental de entender, porque muchas veces lo que ocurre es que el alma se queda anclada a esta existencia, siendo incapaz de abandonarla para seguir su viaje. Esto puede ocurrir por el afecto que tenga a sus seres queridos, por el apego a sus bienes materiales,… O también pueden causarlo los familiares con su dolor y sus súplicas de «no te vayas, no nos dejes,…» Por ello aunque resulte difícil y doloroso debemos ser capaces de decir adiós y así liberar a esas almas de nuestros apegos, ya que la situación contraria puede ser muy perjudicial para ellas.

Con ese objetivo cantamos el mantra Akaal, que significa inmortal, y le recuerda a las almas que han partido su condición infinita y de alguna forma les da permiso para partir y continuar su camino. Ten en cuenta que el alma tarda entre 3 y 4 días en abandonar el cuerpo una vez que se ha fallecido, y después alrededor de 13 a 17 en atravesar el campo magnético de la Tierra para alcanzar los éteres. Y este es el momento clave, ya que puede lograr su objetivo llegando a los éteres azules, un plano sutil que contiene toda la información (Registros Akashicos), o puede quedar atrapada en el campo de la Tierra. Por eso durante este tiempo es cuando cantamos el mantra, para facilitar la elevación de las almas y ayudarlas en su tránsito.

COMO MEDITAR CON EL MANTRA AKAAL

El mantra Akaal es bastante especial dentro de la tradición de Kundalini Yoga, ya que no meditamos de forma continua con él como con los demás. No lo encontrarás en ejercicios, sino que lo empleamos de forma puntual cuando hemos sufrido una pérdida, cuando queremos rememorar a los que han partido (como en el día de Todos los Santos) o cuando ha habido una catástrofe.

Cuando sucede una muerte en la Comunidad, este mantra se suele cantar al menos 11 minutos durante 21 días.

También puedes meditar en este mantra siempre que quieras honrar y elevar las almas que ya nos han dejado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: